Colegios mixtos: eligiendo una educación sociable y tolerante para tus hijos

 

Separar a los alumnos en colegios “de hombres” o “de mujeres” debido a las diferencias en la conducta y capacidad de aprendizaje entre ambos sexos es dejar de lado la realidad social a la que posteriormente se enfrentarán. La respuesta no es separarlos por sus diferencias, sino integrarlos para que aprendan a complementarse.

La clave está en la interacción entre niños y niñas desde la etapa pre-escolar, ya que esto les garantizará el desarrollo de una personalidad formada bajo los principios de la igualdad de género. Conoce más sobre las ventajas de los colegios mixtos en las siguientes líneas, y toma la mejor decisión para brindarle a tus pequeños un futuro brillante:

Permíteles formarse en pluralidad y equidad

Según Susana Arancibia, docente de Trabajo Social de la Universidad del Pacífico, los estudiantes educados en instituciones mixtas “tendrían más empatía y aceptarían de mejor manera las diferentes formas de entender el mundo, ya que conviven con ello en la sala de clases”, instalando la pluralidad en sus vidas desde sus primeros años.

Asimismo, la especialista indica que los llamados colegios diferenciados no estimulan lo suficiente el desarrollo de la equidad de género, ya que los niños y las niñas no logran aprender de la mejor manera a sociabilizar desde temprana edad, asimilando al sexo opuesto como un factor ajeno, adyacente e inclusive opuesto a su mundo.

 

 

¿Diferencias de aprendizaje entre niños y niñas?

“¿Ir a clase con personas del mismo sexo mejora los resultados académicos?”, fue la pregunta que se hicieron los investigadores de la Universidad Claremont McKenna (California, E.E.U.U.), y hallaron que en realidad este factor no influye en el desempeño de los estudiantes, inclusive a nivel de pre-escolar.

 

El estudio divulgado en la revista Science refuerza las miles de investigaciones pedagógicas que ya han rechazado la existencia de diferencias entre el nivel de aprendizaje de los niños y las niñas. Debido a ello, el principal argumento en contra de los colegios mixtos queda desmontado, y sus beneficios se destacan exponencialmente.

Como vemos, las escuelas mixtas brindan mayor confianza respecto al desarrollo de la sociabilidad y la tolerancia de nuestros hijos, sin que esto implique una dificultad en la capacidad de aprendizaje para uno u otro sexo, ya que múltiples estudios aseguran que una clase con niños del mismo sexo no determina un mejor rendimiento.

Recuerda que el primer filtro antes de escoger un nido o colegio es definir si será mixto o diferenciado. Debido a ello es tan importante analizar con detenimiento el tipo de orientación formativa que recibirán nuestros niños, y a partir de ahí, evaluar otros factores como cantidad de alumnos por aula o metodología de evaluaciones.

Comentarios
0