Estas son las señales que te indicarán que es momento de cambiar a tu hijo de colegio.

 

Si nuestros hijos tienen dificultades en el colegio, ya sean académicas o sociales, lo aconsejable es agotar primero las vías de ayuda que ofrece la escuela. Si a pesar de ello los problemas persisten, entonces debemos comenzar a plantearnos su traslado, ya que el niño no debería asociar su educación con algo traumático.

Ya sea por problemas con la metodología de formación o con la convivencia entre los alumnos, es importante conocer hasta qué punto conviene permanecer en un colegio o no. Por esta razón, en las siguientes líneas te mostraremos las principales señales que debes tomar en cuenta antes de decidir el traslado de tus niños:

Malas expectativas de la metodología

Al elegir una escuela podemos olvidarnos de evaluar ciertos aspectos, como las actividades extracurriculares artísticas y deportivas, o la carga de tareas, la cual no debería exceder los 60 minutos diarios para permitir a los niños una buena calidad de vida, según un estudio publicado en el Journal of Educational Psychology.

Debido a ello, es importante reconsiderar cada año cuan conveniente para nuestros hijos es su escuela actual: si esta no es capaz de monitorear los problemas de aprendizaje de sus alumnos, apoyándolos en su desarrollo de forma personalizada y con espacio para la dispersión, entonces es mejor que comencemos a ver otras opciones.

¿Debo cambiar de colegio por el bullying?

Cambiar de colegio es un buen remedio contra el bullying en caso la escuela no tome cartas en el asunto, ya que el agresor es el que debería salir de la institución en vez del agredido. “Primero busque una solución con las autoridades, pero si no responden entonces sí debería evaluar un cambio” señala la psicóloga Isis Cardona.

La especialista añade que algunos padres creen que esta medida formará en sus hijos la idea de que es mejor huir de los problemas. Por esta razón, antes de empezar en un nuevo colegio es necesario que el niño haga terapia para trabajar las habilidades sociales y entender que no está huyendo sino saliendo de un ambiente tóxico.

Recuerda que para que esta transición sea positiva se recomienda que el niño participe de la búsqueda como una oportunidad para hacer amigos y estudiar en un ambiente mejor. “El pequeño debe acompañar a sus papás a conocer las instalaciones y a los profesores de la nueva escuela”, comenta la también psicóloga Katherine Roncal.  

Si piensas cambiar de colegio a tus hijos, ya sea por problemas de aprendizaje o conducta que la escuela actual no pueda manejar, esta información te ayudará a tomar esta crucial decisión para tus pequeños, quienes necesitan una educación que desarrolle su capacidad analítica y sus habilidades para la convivencia armónica.

Comentarios
0