¿Por qué aprender a hablar inglés desde niño es tan importante?

Cuando somos niños tenemos la capacidad de aprender un segundo idioma de forma innata, por lo que no es necesario hacer un esfuerzo voluntario por aprenderlo, sino que se va desarrollando en nuestra estructura cerebral,. 

Los niños entre los 0 y los 4 años de edad generan mayor cantidad de conexiones neuronales, lo que les brinda una mayor capacidad para absorber y asimilar la información y conocimientos de una manera más natural y rápida. Por eso, cuanto más pequeño sea el niño al momento de aprender inglés, el proceso le resultará más sencillo y le aportará mayores beneficios que si se realizara en edades más avanzadas.

Beneficios de aprender inglés desde edades tempranas en lo niños:

  1. Tendrán mayor capacidad de concentración
  2. Mayor agilidad y capacidad de resolución de problemas
  3. Posibilidad de realizar varias tareas al mismo tiempo con eficacia
  4. Mejor relacionamiento entre distintos conceptos
  5. Mejora atención y memoria
  6. Tendrán acceso a dos culturas distintas, por lo que se enriquecerá su educación y desarrollo intelectual además de tener una mente más abierta hacia el mundo y en lo que respecta a su relación con los demás.

Es muy importante el aprendizaje del inglés a temprana edad, ya que el dominio y la pronunciación aprendidos serán de mayor calidad, debido a que en esa etapa, es el momento perfecto para alimentarlo de información y estímulos lingüísticos. Este aprendizaje les será de utilidad en su futuro profesional, ya que en un mundo globalizado como el de hoy, el dominio del inglés es vital para un mundo competitivo.

Se recomienda que en los currículos de los colegios, las clases de inglés sean:

  • Inicial, 12 horas semanales.
  • Kinder y primaria, 14 horas semanales.
  • Secundaria, 17 horas semanales.

 

Comentarios
0