LOGO-NIDO-WEB6
Ë
By Joanna Mazzini • September 7, 2018

Educación inicial: habilidades docentes para una adecuada formación.

Las necesidades educativas de nuestros pequeños desde el nivel inicial requieren de docentes capacitados en las últimas tendencias pedagógicas. Esto les ayudará a perfeccionar habilidades que permitan una formación integral para nuestros hijos frente a los futuros desafíos de la sociedad, tanto a nivel físico como emocional y cognitivo.

 

A continuación, te brindaremos más detalles acerca de las principales corrientes en educación infantil y cómo estas impulsan el fortalecimiento de capacidades fundamentales en los docentes a nivel preescolar, las cuales serán vitales para el desarrollo óptimo de nuestros pequeños desde sus primeros años de vida

 

Vocación por enseñar idiomas a través del juego

 

Una de las tendencias educativas más innovadoras en los últimos años señala que aprender inglés desde edades tempranas, entre 0 y los 4 años, genera muchos beneficios más allá del propio idioma, ya que esta práctica estimula habilidades cognitivas como la planificación, la atención, la solución de problemas y la memoria en los niños.

 

Al respecto, los investigadores de la Universidad Francisco José de Caldas indican que la didáctica del inglés en el nivel inicial conlleva el desarrollo de una actitud lúdica por parte de los docentes: el baile, la música, la literatura, el dibujo y otros lenguajes expresivos son elementos fundamentales para permitir el desarrollo de una lengua extranjera.

 

Atención a las dificultades de desarrollo social

 

Por otro lado, los docentes de preescolar deben tener condiciones para evaluar las interacciones grupales e identificar a los niños con dificultades sociales, ya que a partir de los 4 años, los pequeños comienzan a desarrollar la empatía y la hostilidad, reacciones emocionales que deben ser monitoreadas por los tutores para evitar casos de bullying.

 

En esa línea, un informe del sitio web especializado Stop Bullying, señala que instruir a los niños sobre las habilidades sociales básicas, tales como compartir, ayudar e incluir a los demás, a través de dinámicas como juegos de roles o montajes teatrales desde sus primeros contactos con la educación, es vital para formar alumnos solidarios y respetuosos.

 

Finalmente, recordemos que el personal docente del nivel inicial debe incorporar el cariño y la ternura en sus clases, ya que según diversos estudios, como el realizado por la Universidad de Costa Rica, solo así propiciará en sus estudiantes un buen ajuste emocional, una mejor salud mental y buenas relaciones sociales.

 

Como vemos, el nuevo perfil del docente de preescolar requiere más que nunca de una dedicación personalizada y afectuosa a sus alumnos. Además, sus habilidades deben orientarse hacia el manejo de herramientas lúdicas para formar niños familiarizados con el inglés, así como para guiarlos en el desarrollo de una personalidad equilibrada y amable.