LOGO-NIDO-WEB6
Ë
By Joanna Mazzini • February 20, 2018

La Responsabilidad en los Niños

¿Cuándo se le enseña a un niño a ser responsable?
¿Cuándo inicias la formación en los hábitos?

 

Creemos que desde un inicio. Creemos que todo parte de la retroalimentación, respuestas, ejemplos que reciban de las personas con las que interactúan.

Los niños sobre los 18 meses son capaces de aprender una rutina, internalizarla a los 24 meses más a menos y a los 3 años pueden empezar a regularse ellos mismos.

 

¿Qué es ser responsable?

 

La responsabilidad es la conciencia acerca de las consecuencias que tiene todo lo que hacemos o dejamos de hacer sobre nosotros mismos o sobre los demás.

La responsabilidad es una virtud que se va inculcando a través de mensajes verbales e incluso no verbales. Primero nosotros, Papá y Mamá, maestros, personas que forman pare de su entorno, debemos transmitirle a nuestros niños un sentimiento de confianza, es decir que creemos, que él/ella es capaz de hacer las cosas por sí mismo. No hay nada que le de más seguridad a un niño/a que sentir que sus referentes (padres, maestras, abuelos) creen y confían en ellos, lo cual tiene a su vez un impacto positivo en su autoestima. Al sentirse respaldados por esta confianza en sí mismos, buscarán realizar los retos que se les vayan presentando de manera autónoma y se generará en ellos un mayor deseo por ser responsables e independientes con las tareas que se les van presentando.

 

Es importante recordar que cuando un niño va probando hacer las cosas por si mismo y ser responsable va a cometer errores. Las cosas no le van a salir a la primera y lo importante es no transmitirles frustración (que a veces sentimos nosotros pese a ser adulto), más bien ayudarlos a tramitarla y motivarlos a continuar intentando. Nunca criticarlos ni decirles cosas como “así no, déjame a mí”.

 

Queremos imaginarnos un mundo donde todos los niños sean responsables consigo mismos, con su familia, con sus amigos y algún día con su patria.

 

Pequeñas Responsabilidades

 

1. Enseñar a través del ejemplo: “Isabelita vamos a recoger juntos tus juguetes, te ayudo”

 

2. Establecer una rutina diaria: “Recuerda, vamos a jugar un rato más y luego bañarse”

 

3. Dar pequeñas tareas diarias según su edad:
“Lleva tu lonchera y tu mochila, ponla en su lugar”
“Te voy a ayudar a que te saques tu polo/casaca”
“Acá esta tu plátano/mandarina, te ayudo a pelarla”

 

4. Rutinas de la hora del baño: Lávate las manos después de comer usa el jabón, el agua, enjuágate, sécate, echa al tacho de basura el papel.

 

5. Cuidar sus juguetes: “Juega con cuidado, guárdalo”